7 de agosto de 2013

Por los ministerios y las misiones, por el deseo de llevar a Cristo a las naciones.


Llegar y encontrarse un salón pequeño, pudo traer a la mente muchas preguntas, pero tan sólo acercarse a la puerta y reconocer las miradas de quienes nos aman, nos da una sola respuesta: ¡Dios está vivo, nos ama profundamente y nos llena de su Espíritu! 

Anunciemos con fuerza la Buena Nueva en todo lugar.




Manuel y Ana han compartido con nosotros su alabanza, su música y su ministerio, su pasión por servirle al Señor y anunciarlo por doquier. Encontramos en ellos una gran virtud y una total entrega a quien dio la vida por nosotros. Además nos unimos a su gozo, una nueva esperanza, una nueva vida nos ha regalado Dios.

Cupcakes, brownies, café, abrazos y palabras de ánimo son las que recibimos mientras convivimos y comentamos nuestra semana, en San Lunes. Nuestra comunidad siempre presente está.

Barbie, Reiki y Ad, nuestras hermanas guías en el conocer a Cristo, en la locura de amarlo y llevar su nombre al último rincón donde Él lo tenga destinado, nos cuentan un poquito de su misión en Guatemala en la Convivencia con Pedro con las Hermanas de Marta y María, donde abundó el amor, la alegría y la humildad. 


La hermana Ángela, fundadora de esta congregación, nos ha enviado un mensaje:


video

Convivencia con Pedro // Guatemala 2013 


Cada primer lunes de mes, procuramos compartir un testimonio de la transformación constante de Cristo en nuestras vidas; tocó el turno a la experiencia vivida en la Convivencia con Cristo, aquí en México; nuestra hermana Daniela nos ha encontrado desde Zacatecas, ha venido a tomar este retiro y nos platicó de las maravillas y el milagro, que hizo el Señor, en su vida y en la vida de su hermana.



"Si no vienen dentro de 8 días... Los vamos a extrañar."